03 Septiembre 2015

La psicología nos explica que los seres humanos compramos por miedo.  En verdad debe ser más por terror, si consideremos que las mujeres tenemos más de 20 pares de zapatos y la mitad por lo menos son negros. En el caso de los hombres no es nada distinto, para qué tener más de un reloj si todos muestran la hora por igual.  Entonces ¿por qué compramos?

Tengamos en cuenta que toda compra se realiza con el fin de saciar una necesidad, ésta se encuentra en el subconsciente como una carencia, algo que es inherente a todo ser humano.  Esta conclusión responde a por qué acampamos o hacemos colas desde un día antes a la intemperie, buscando obtener el producto que deseamos. Por ejemplo, Jack Cooksey, un joven de 18 años que fue la primera persona en obtener un Iphone 6.  Está claro que la necesidad no es de comunicación, sino sería suficiente con todavía tener tu primer celular.  En este caso, compramos  un equipo de última generación -que es como los llaman ahora- nos brinda status, nos genera un sentido de pertenencia, nos hacer ver más interesantes y únicos para nuestro entorno.

Jack Cooksey

 

 

Entonces, ¿por qué compramos? Las personas de manera natural siempre estamos en búsqueda de algo más, a pesar de haber obtenido una serie de logros, es muy difícil vivir satisfechos por un largo periodo de tiempo. 

Si revisamos nuestras acciones, éstas siempre están enfocadas en conseguir un resultado, ya sea de manera consciente o inconsciente. En todo caso la pregunta que deberíamos hacernos sería ¿Qué es lo que desea conseguir el ser humano? Esta respuesta se halla en la Pirámide de Maslow, que nos explica de manera detallada la jerarquía de las necesidades humanas. Esta clara teoría fue en su momento y sigue siendo de ayuda no sólo para la psicología sino también para el mundo del marketing y la publicidad. 

CEI Piramide de las necesidades Maslow 01

La propuesta define que las necesidades se clasifican en cinco niveles y que conforme se van satisfaciendo las necesidades básicas de cada nivel de abajo hacia arriba, las personas desarrollamos o creamos deseos más elevados como se visualiza en la parte superior de la pirámide.  Tomando en cuenta esta teoría las empresas desarrollan productos o servicios y los ofrecen a los distintos mercados o clientes potenciales en base al escalafón donde se hallan sus necesidades.

Este planteamiento considera que sólo las necesidades no satisfechas influyen en el comportamiento de las personas. Así, la autorrealización es una de las necesidades que más trabaja el ser humano y que lo lleva a premiarse de manera constante, lo que debería explicar por qué adquirimos tantos pares de zapatos o relojes.  En tu caso ¿Cuántos tienes?

Share

mm

About

Consultora Comercial, Conferencista y Entrenadora de equipos de ventas, con más de 12 años de experiencia gestionando áreas comerciales. Master especializado en Administración de Empresas – EADA Escuela de Alta Dirección y Administración de España. Profesional en Administración en Centrum Católica y Publicista graduada del IPP.

0 Comentarios

Leave a Reply







Suscríbete al Boletín

Únete al boletín y mantente informado de las noticias que tenemos para tí.

Gracias por suscribirte!