07 Septiembre 2015

Los emprendedores muchas veces me preguntan, cuántos vendedores y con qué perfil deberían seleccionar a las personas que venderán su producto. La verdad, esa responsabilidad no debería ser eludida, a mi punto de vista el primer vendedor debería ser el mismo emprendedor.  Y la pregunta que viene es  ¿por qué?

  • Porque es el que conoce el producto en profundidad.
  • El que sabe quién es el cliente adecuado para el producto o servicio que brinda.
  • El único que podrá realmente saber dar la respuesta adecuada ante una objeción.
  • El que podrá detectar si al producto le falta algún detalle para hacerlo más atractivo, evaluando la opción de desarrollar una segunda versión con alguna variante.
  • El que podrá vender la idea con pasión y descubrir el enfoque adecuado en cada oportunidad de venta.

Si el emprendedor pasa por la experiencia del primer vendedor, conocerá en realidad el mercadoSabrá si el público al que se dirige es el adecuado y hasta podrá definir con exactitud el segmento al cual debe llegar o conocer si existe hasta un mercado secundario.

 

Vendedor analítico

 

La oportunidad de exponerse a la realidad de la oferta y demanda es la mejor experiencia que se puede pasar, porque se dará cuenta cómo el producto puede desarrollarse dentro del mercado.

Ahora te seré sincera, la experiencia es enriquecedora por toda la información que se puede obtener, pero hay que tener en cuenta que se recibirán varios nos, muchos quisieras o podría ser.  Algunas de estas respuestas tendrán argumentos sólidos, que son la oportunidad para replantear la idea o estrategia.

A partir de este momento, donde ya se conoce qué es lo que desea y siente el mercado hacia el producto, se está en la capacidad de hacer las mejoras y contratar un vendedor, máximo dos.  Al tener ya personas a cargo de esta función, la siguiente tarea será salir con ellos a la calle y mostrarle quienes son los clientes potenciales, cómo abordarlos para realizar el ofrecimiento y qué deben responder ante cada pregunta. 

 

92966-am3-abogados-abogado-hablando-con-clientes

 

Este proceso de entrenamiento deberá ser llevado acabo con ellos por lo menos durante los dos primeros meses, el fin es adecuarlos al producto y al mercado, por ello sería bueno definir los pasos a seguir o un speach de ventas.

Si te encuentras en esta situación, lo mejor es empezar y dejar los miedos de lados.  Lo peor que se puede obtener es un no y lo mejor que puede pasar es entender qué es lo que desean los clientes, adecuarse a las necesidades y comenzar a vender.  ¿Te animarías a vivir la experiencia?

Share

mm

About

Consultora Comercial, Conferencista y Entrenadora de equipos de ventas, con más de 12 años de experiencia gestionando áreas comerciales. Master especializado en Administración de Empresas – EADA Escuela de Alta Dirección y Administración de España. Profesional en Administración en Centrum Católica y Publicista graduada del IPP.

0 Comentarios

Leave a Reply







Suscríbete al Boletín

Únete al boletín y mantente informado de las noticias que tenemos para tí.

Gracias por suscribirte!